A estos, de vivos no les gana nadie

Otra vez los ruralistas rechazan las propuestas del gobierno que resuelven parte de sus demandas sobre las consecuencias de las retenciones móviles. Sin embargo están empeñados en continuar con el lockout, con el objetivo claro de bajar la presión de los derechos de exportación sobre sus productos.
Ayer algunos representantes del campo, sugirieron una nueva fórmula “cediendo” la implementación de retenciones móviles pero “volviendo” al 10 de marzo. Esto significa que, en el caso de la soja, teniendo en cuenta que en marzo se registró el mayor precio de estos meses - 514 U$ - y si se establece como base el 35 %, implica que al precio actual - 480 U$ - la retención sería menor, es decir del 32 %.
Tengamos en cuenta que cuando se implementó la retención del 35 % en noviembre del 2007, el precio era de 404 U$. Si esa alícuota hubiera seguido la evolución del precio internacional, en marzo de 2008, hubiera llegado al 44,5 % sobre 514 U$ y en la actualidad al 41,6 % sobre 480 U$. Exactamente los mismos derechos que establece la resolución 125.

Es decir, el nuevo esquema incrementa proporcionalmente la alícuota de la retención al aumento del precio internacional. Por lo cual, no hay tal aumento de los derechos de exportación, sino que se mantiene la misma presión que el 35 % al mes de noviembre.
Es claro que el objetivo de los dirigentes rurales y el sector es establecer el nivel de retenciones desligados de la evolución del precio FOB o establecer una fórmula ligada a un precio FOB alto. En cualquier caso, se trata de lograr una menor presión de los derechos de exportación sobre sus productos.

1 comentario:

  1. Anónimo1/6/08 1:50

    A la soja hay que ponerles retenciones del 100% y que se caguen los sojeros!

    ResponderEliminar