La Nazion: 1933, 1976 y 2013

Escrito desde Argenzuela, King´s Landing o Narnia, el diario conmemora el ascenso de Hitler y agrega que “Salvando, como decíamos, las enormes distancias, los argentinos deberíamos reparar en los rasgos autoritarios que, cada vez con mayor frecuencia, pone de manifiesto el Gobierno, y cobrar conciencia de que es imposible prever cómo puede terminar un proceso que comienza cercenando las libertades y la independencia de los tres poderes del Estado, al tiempo que distorsiona los valores esenciales de la República y promueve enfrentamientos dentro de la sociedad.” 
Cuesta salir del asombro, y la verdad me pase la mañana haciéndole chistes a mis amigos gorilas con esto, pero tomándolo un ratito en serio, no resulta extraño. Como dijo Cristina representa el deseo de fin de ciclo, como aquel marzo del 76, cuando La Nación invitaba a los argentinos de la necesidad de transitar aquel régimen del terror. 

En la editorial del 6 de marzo de 1976, La Nación nos decía:
 "sólo un gobierno absolutamente divorciado de la realidad puede ser insensible al estado de saturación ciudadana por la crisis que siembra el caos dentro de las fronteras nacionales, destruye el prestigio externo de la República y deshace el aparato productivo del país" (…) "todas esas son manifestaciones día a día agravadas de la actual encrucijada, pero también son el anticipo genuino de que el día a partir del cual se geste una política vigorosa y coherente de auténtica recuperación nacional en todos los planos habrá comenzado un período prolongado de nuevos sacrificios, aunque necesariamente esperanzados, en nuestra capacidad de reacción" 
O aquella otra editorial del 25 de marzo de 1976 ...
"cada vez más, el gobierno justicialista se abandonó en sus propias obsesiones. La más absurda de estas fue la conversión de la república en una suerte de monarquía en la cual la viuda de un caudillo pretendió que el poder fuese un bien casi computable en el juicio sucesorio. Esta ambición femenina, propia de la reyecía del siglo XVIII, fue alentada por 'un pequeño grupo de amigos' dispuesto a actuar como un núcleo empresario de las emociones populares atribuídas al eco del apellido convocante. (…) la crisis ha culminado. No hay sorpresa en la Nación ante la caída de un gobierno que estaba muerto mucho antes de su eliminación por vía de un cambio como el que se ha operado. En lugar de aquella sorpresa hay enorme expectación. Todos sabemos que se necesitan planes sólidos para facilitar la rehabilitación material y moral de una comunidad herida por demasiados fracasos y dominada por un escepticismo contaminante. Precisamente, por la magnitud de la tarea por emprender la primera condición es que se afianze en las FFAA la cohesión con la cual han actuado hasta aquí. Hay un país que tiene valiosas reservas de confianza, pero también un terrorismo en acecho"

Y así los defensores de la libertad terminaron con las manos manchadas de sangre.

2 comentarios:

  1. Anónimo28/5/13 7:09

    Es tristisimo, ver que careces de la mas elemental capacidad para entender ! Devido a tu fanatismo, corregido y aumentado, por las dosis equinas de demagogia-populismo del (des)gobierno, te sobran capacidades para la interpretacin tergiversada de la realidad y verdad ! Tal como a la Kaudillista, le encanta ! Si pudiesemos descontaminarte, con tratamiento de Honestidad Intelectual...! Tenta hablar con mas Argentinos, que ya se dieron cuenta de la farsa K..ista; que esta hundiendo a la pobre Argentina ! No lo podes ver ? !

    ResponderEliminar
  2. Tilo, 72 años28/5/13 19:13

    Tras el ataque de la Alemania nazi que provocó la anexión de Austria el 12 de marzo de 1938, las reacciones en Argentina no se hicieron esperar. Los hitleristas nazis (entre los que había alemanes y austríacos argentinos) identificados como el "Landesgruppe" se congregaron en el Club Alemán de Buenos Aires, reuniendo a 3.500 personas, con la intención de sumar a los simpatizantes del Nacional Socialismo vernáculo al plebiscito organizado por Hitler para respaldar la anexión austríaca. No lo lograron, pero siguieron con sus intentos y finalmente sorprendieron al mundo con un impresionante acto celebrado en el Luna Park de Buenos Aires, uno de los centros de reunión más importantes de la Argentina.
    El hecho tuvo lugar el 10 de abril de 1938 y contó con la asistencia de 20.000 personas con gran despliegue de banderas argentinas y emblemas del nazis con esvásticas y estandartes, en el que fue el MAYOR ACTO celebrado por el nazismo fuera de las fronteras alemanas en toda su historia.

    Al acto nazi asistieron, el gobernador de la Pcia. de Buenos Aires Manuel A. Fresco y su ministro de gobierno, ROBERTO J. NOBLE, quien en 1945 fundaría el Diario "Clarín". Fresco y Noble eran notables simpatizantes del nazismo y las potencias que conformaban el Eje y entre sus más destacadas acciones de gobierno se destaca la clausura en 1937 de las escuelas obreras judías existentes a lo largo y a lo ancho de la provincia de Buenos Aires. Por otro lado, tanto Fresco como Noble eran quienes más apoyaban a los grupos de choque fascistas que acechaban en la Capital en los barrios de población judía.

    El tiempo pasa, pero los soretes siempre terminan flotando. Sólo les hace falta la oportunidad, como a la "tribuna de piojosos" que no tiene empacho en fruncir la jeta ante varios funcionarios judíos del Gobierno y luego sindica como NAZI al movimiento nacional y popular. Gente de mierda, nada más. Sin memoria, sin ética, sin respeto y sin vergüenza.

    Saludos

    ResponderEliminar