EFECTO CAIPIRINHA

Hace unos años era Chile. Unos meses atrás era Uruguay. Resulta que ahora es Brasil. La cuestión es que ya me tiene cansado esa compulsión a presentar modelos que se ofrecen maravillosos a una Argentina que se pretende impotente para pensarse a sí misma. Esto me hace acordar a una terminante sentencia que una amiga disparó en medio de un debate sobre nuestros desafíos nacionales: “hay que poner de moda un tiro en la boca y nos sacamos de encima unos cuantos nabos”, aunque en realidad utilizó otro termino que hace referencia a la dilatación de los genitales masculinos.
Si, resulta que ahora Uruguay nos queda chico, Estados Unidos o Australia grande, así que el modelo es Brasil, precisamente una sociedad que aún no puede romper con su estructura cultural de haber sido imperio hacia fuera y sociedad aristocrática hacia adentro.
Recientemente el diario Clarín reproducía en el artículo titulado “El debate dejó un saldo negativo para la Rosada” (Todo Negativo) una frase que arriesgó Alieto Guadagni, en la ronda de consultas que lleva adelante el Senado en relación al tema retenciones agropecuarias y cuestiones forzosamente conexas, según la cual “hay que hacer como Brasil, que tiene políticas focalizadas para las clases bajas".
Brasil se nos muestra, amen de sus hermosas playas e idem mujeres, como un coloso industrial, con una poderosa burguesía con consciencia de sí misma, un fuerte partido de los trabajadores y un Estado que aún en dictadura no renuncia a ser factor de desarrollo. Pues como sucede con todo slogan diremos que lo anterior es un tanto relativo. Dada su crítica situación social diremos que en todo caso Brasil es un coloso con los pies de barro.
Así como el proceso de trasnacionalización también atraviesa la economía brasileña (según la UNCTAD el índice de trasnacionalización de la Argentina es de 18 mientras que para Brasil es de 16), las deudas sociales del “estado desarrollista” son bastante abultadas.
Según un informe del BID del año 2007, Brasil es un país en donde el 50% más pobre de la población posee aproximadamente el 10% del ingreso, mientras que el 10% más rico se apropia casi del 50% del mismo (en octubre de 2006, Clarín informaba que “el 10% de la población más rica de la Argentina se quedó con el 35% de la riqueza generada durante el segundo trimestre, mientras que el decil más pobre sólo obtuvo el 1,1%”). El organismo interamericano evalúa que “el corolario de tan alto grado de desigualdad consiste en que si uno se preocupa únicamente en la maximización del PIB, la función de bienestar social implícitamente adoptada confiere la mitad de su peso al bienestar del 10% de la población. En otras palabras, la concentración del ingreso en Brasil crea anomalías dentro de los supuestos implícitos del análisis macroeconómico basado en el agente principal representativo, donde la gente es valorada según sus ingresos”.
Brasil, con una población de 180 millones de habitantes, cuenta aún con 42,6 millones de pobres (datos del año 2006, presentados por la Fundación Getulio Vargas), es decir que uno de cada cuatro ciudadanos vive en la pobreza con una renta familiar inferior a 121 reales al mes.
Entre 1990 y 2006, Brasil redujo la taza de mortalidad infantil a casi la mitad: de 46 se pasó a 24 niños muertos por mil nacidos vivos (la tasa de mortalidad infantil se redujo un 49,6 por ciento en Argentina en los últimos 16 años, pasando del 25,6 por mil en 1990 al 12,6 por mil en el 2006); pero entre las poblaciones negras e indígenas el índice es significativamente más alto. La tasa de mortalidad para la población indígena es 138% mayor que para la población blanca. Entre los niños negros, es 37% mayor. Según UNICEF, se comprueba una tendencia de muerte dos veces mayor para los niños pobres. De los más de 11 millones de niños con edad inferior a seis años en el país, aproximadamente 55% viven en la pobreza y pertenecen a familias con ingresos menores que medio salario mínimo.
Mientras en Argentina la tasa de alfabetización de adultos ronda el 97%, en Brasil está en 89%. Así también tenemos que los alumnos de enseñanza primaria que alcanzan el 5º grado en Argentina representan el 97% de los ingresados, cuando en Brasil llega al 84. Para más datos, el porcentaje de la población rural que usa fuentes mejoradas de agua potable en Argentina se encuentra en el 80, mientras que en Brasil sólo alcanza al 57%. El número de teléfonos por cada 100 habitantes es de 82 en Argentina y de 68 en Brasil. En cuanto a usuarios de internet, allí la cosa apenas se revierte siendo en Argentina de 18 usuarios por cada 100 habitantes y en Brasil de 21. Todos estos son datos de los años 2004-2005 provistos por UNICEF.
El Indice de Percepción de Corrupción del año 2006, ofrecido por la ONG Transparencia Internacional (que tan bien recibido es por los principales diarios nacionales) señalaba a Brasil entre los países que han registrado un empeoramiento en la materia. "La corrupción endémica aleja a los inversores extranjeros", ha señalado la presidenta Huguette Labelle.
Relacionado a estos temas y también con los altos niveles de violencia social, existe en Brasil otro grave problema como es el poder de la Policía Militar, espacio en el que los militares se ocupan de temas que en Argentina tienen prohibido inmiscuirse. La impunidad con que opera este aparato del Estado es de una violencia inconcebible en nuestro país. Emir Sader asegura que en Brasil existe de facto la pena de muerte. Jóvenes pobres son sistemáticamente ejecutados en la periferia de las grandes metrópolis por venganzas o para calmar la histeria de los sectores altos y medios altos que desesperan por no poder disfrutar sus riquezas en paz.
Finalmente, como diría Clinton, como pensaría un marxista, terminamos en algunos datos de la economía. Si comparamos el ingreso per cápita, una vez más Argentina lleva la delantera: 5.150 dólares contra 4.730 en Brasil (año 2006). Y, oh! sorpresa, la tasa media anual de crecimiento del PNB per cápita (%), 1990-2006, fue para Argentina 1,3 y para Brasil 1,1.
Para finales del 2007 distintos medios destacaban que el salario mínimo en la Argentina era el mayor de Sudamérica. Así, el Centro de Estudios de la Nueva Economía de la Universidad de Belgrano elaboraba el siguiente cuadro:

El salario mínimo en Brasil se elevó este año de 380 a 415 reales (US$ 245,4).
Y en materia de inversión, en el año 2006 el stock de inversión extranjera directa, en relación al PBI, fue del 27,4% en Argentina y de 20,85 en Brasil.
En fin, no se trata aquí de establecer un torneo de índices, tan sólo se pretende demostrar que no somos los peores del barrio y que Brasil no es o modelo maravilhoso, no obstante poseer algunas virtudes envidiables. Algo de eso afirmó Paulo Skaf al suplemento económico Cash, el pasado 22 de junio. Hijo de un inmigrante siriolibanés, lleva adelante su segundo mandato como presidente de la poderosa Federación de Industriales de San Pablo (FIESP). Allí afirmaba que “Argentina tiene más crédito y más barato que nosotros. Trabajan con tasas negativas, mientras que los intereses del Brasil son los mayores del mundo. Tampoco hay subsidios en Brasil. Lo que hay es algo llamado el costo Brasil: decenas de impuestos, mucha burocracia, intereses más altos del mundo, falta de crédito, costo alto de logística. Si los costos aquí fueran tan buenos, si el dinero es tan barato, ¿por qué habría tanto interés de empresas brasileñas para invertir en Argentina? (...) Las empresas en la Argentina no se compran con crédito ni caro ni barato. Coteminas, Camargo Correa y Petrobras son empresas capitalizadas que se expanden con recursos propios y que pueden, además, conseguir financiamiento barato en el mundo. Le puedo asegurar que producir en Argentina es más barato que producir en Brasil.” “¿Pero el Banco Nacional de Desarrollo?”, pregunta el periodista. “Es otra cosa. Fomento para grandes proyectos”.
Volviendo al comienzo, lo que Guadagni nos pide es instalar en la Argentina ese modelo de sociedad fragmentada, sostenida en el asistencialismo y con movilidad social impulsada a golpes de milagros, algo muy lejos del modelo de integración social que supo desarrollar el peronismo. Claro, vale recordar que Guadagni fue funcionario de esa deformación que fue el menemismo (monstruo, en su tiempo, amado por la clase media y media alta), secretario de Industria y embajador ante Brasil. Ah!, y por si faltaba algo, director ejecutivo del Banco Mundial en épocas de Duahlde, si el nuevo amigo del pequeño productor cordobés, un tal De la Sota (que también fue embajador en Brasil en tiempos de pleno desmantelamiento de nuestra industria nacional).
Así que como le dijo recientemente el amigo Moreno a los senadores: “Ustedes conocen el viejo dicho que dice: el que sabe, sabe, y el que no, es consultor”…, perdón me equivoqué de frase, ahí va: “Tengan cuidado, no sea que estén construyendo un sector social acostumbrado a vivir de rentas”.
Ardi Beltza
PS: Que un sector importante del periodismo ha pasado a recorrer el camino político que debería seguir una oposición inexistente está más que claro. Ello ocurrió en Venezuela en los tiempos previos al intento de golpe. La debilidad de la oposición política pasa a cubrirse con la ofensiva de los grandes medios de prensa. Los sermones anti K de Nelson Castro, Santo Virgilio Biasatti y Joaquín Morales Solá (Todo Negativo) no dejan nada librado a la interpretación. En el programa Código Político, Julio Blanck y Eduardo van der Kooy haciendo gala de periodismo independiente (independiente de la imparcialidad) evaluaron que nadie del oficialismo tenía algo para decir sobre las retenciones, transformando el bloque temático en un monólogo opositor. El inefable Morales Solá, al mejor estilo de la pitonisa Carrió, nos augura desde las páginas de La Nación, que “la intensa crisis política, que lleva ya cuatro meses de agitaciones y de fracturas, colocó ayer al país al borde del enfrentamiento social”. Seguramente se basará en su experiencia como periodista en el Tucumán del genocida Bussi. Por último, y hablando de periodismo, me quedó rebotando una observación de Mario Wainfeld en Página 12: “…en el PJ hay muchos menos legisladores sindicales que antaño, más dirigentes sociales que nunca, más dueños de la tierra que jamás”.

10 comentarios:

  1. Dejen de censurar. Bien que si a ustedes les hicieran lo que me hacés a mí estarían chillando por ahí. No sean fachos.

    ResponderEliminar
  2. No se trata de censurar flaco, no te posteo insultos, nada más que eso, si queres opinar todo bien. Igual no te preocupes a nosotros nos pasa algo peor que la censura, directamente mienten sobre lo que decimos, hacemos o proponemos.

    ResponderEliminar
  3. HERMESSSSS,

    YO POSTEÉ VARIOS COMENTARIOS, SIN INSULTOS, PERO IGUAL NO LOS PUBLIKASTE!

    LA TOLERANCIA A LA CRITICA ES PARTE FUNCIONAL DEL LIBREPENSAMIENTO, ESO QUE UDS DETESTAN,

    SERÁ POE ESO?

    ResponderEliminar
  4. El problema con vos flaco es que no queres seguir ninguna discusión, te pido como minimo indispensable lo siguiente: identidad en el discurso, no contradicción y consecuencia argumentativa. Algunos te constestaron en post anteriores y vos no seguiste, retomas tus "KAKAKKAKA KAKA KA" sin decir nada. Asi no hay disenso ni debate posible.
    Te explico el sentido de librepensador que tanto ofende tu inteligencia: En el ambito del pensamiento hay lugar para todo, incluso para lo imposible y la contradicción, cuanto mas rico sea el pensamiento es mejor pero de lo que hablamos aca es de praxis política. Es decir deliberamos a partir de los contenidos de nuestros pensamientos y el proyecto resultado de esa deliberación tiene una dirección (no se te ocurrio pensar que significa "pro-yecto" ?)
    En ese sentido no somos librepensadores, tomamos una decisón política y actuamos de acuerdo a ella.
    Si queres debatir ideas todo bien, ya te dije, pero por lo menos segui el tema de los articulos, tene un poco de respeto, no a nosotros sino a vos mismo.
    Igual, esta es la ultima vez que te contesto, si no tenes nada para decir no pienso agregar más los KAKAreos tuyos y de tus amigos.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  5. Es verdad, prometo seguir la discusión.
    Lo que me gustaría entender, en principio, es a que le llamás pro-yecto, porque, de verdad, no termino de entender.
    si podés, te pido que aunque sea en pocas líneas me cuentes los linemientos básicos del proyecto kirchnerista.
    A mí me cuesta- de verdad, sin ironía- ver algo de esta gestión, que que se ubique en un contexto de proyecto global de nación.
    Es decir, qué tipo de país queremos que sea este de aquí a veinte años. Nadie lo sabe porque no se está debatiendo ningún proyecto. El conflicto gobierno - campo evidencia ese vacío y el peligro es que de ambos lados creen estar discutiendo sobre un proyecto que es inexistente.
    Tampoco veo ningún mecanismo institucional transparente en esta gestión, sino el acúmulo y potenciación de todos los vicios institucionales que nos han llevado a la suceción de fracasos que es nuestra historia, y que exceden al kircherismo. Lo que a mí me llama la atención es la insistencia en tales vicios después del último gran fracaso en el 2001.
    Si podes y querés, espero con gratitud tu respuesta y prometo seguir el dialogo y eliminar la K peyorativa.

    ResponderEliminar
  6. Pro-yecto/ una propuesta yecta, ahí en la realidad. Que interactúa y esta medida por y en ella.
    Sobre nuestro proyecto, no se trata más que de grandes líneas: un país democrático desarrollado con justicia social. La idea es tan amplia como inacabada porque la concebimos como una construcción colectiva y producto de un proceso histórico, siempre de acuerdo a nuestras capacidades.
    Hace rato que estamos convocando a ese debate, de hecho es el programa político que Cristina presentó en las elecciones y en el mensaje de asunción. Se supone que debía empezar con los “acuerdos del bicentenario” por ahora postergados por el actual conflicto.
    El punto del conflicto gobierno-campo, tal como lo vemos nosotros es que estamos convencidos en que la herramienta de desarrollo es la reconversión productiva del país. No conozco ningún ejemplo de desarrollo moderno sostenido únicamente en el sector agrícola. Este boom de commodities durará lo que dure la crisis financiera y lo que tarden los paises en adaptarse - lo que se considera que será en 10 años - Y después ? –la Nada. Si hay alguna oportunidad en esta coyuntura es generando una industria agroalimentaria que le de valor a los productos. Una cosa más, es cierto, absolutamente cierto, que el aumento de producción basado en transgénicos es veneno y pobreza para el futuro.
    Por otra parte, quizás no seamos un ejemplo absoluto de calidad institucional, de hecho somos conscientes de lo que nos falta pero también de lo que se hizo: La renovación de la Corte Suprema, la anulación de las leyes de obediencia debida y punto final, la reglamentación de los DNU, la escasa cantidad de proyectos del PEN enviados al Congreso, la limitación de los “superpoderes” y hasta la creación del Consejo de la Magistratura (esto último lo cito a propósito, te aconsejo leer el informe de poder ciudadano – nada afin al gobierno- donde reconocio los avances en celeridad y transparencia a partir de la reforma del consejo. Te acordás cuando decían que ibamos a poner jueces adictos ?)
    En fin, el problema de calidad institucional pasa por no tener partidos políticos democráticos en la oposición – la mayoría están intervenidos en sus conducciones – y la poca o nula predisposición a debatir. Hace rato que optaron por tildarnos de nazis y autoritarios.
    Igual tene presente una cosa. En la democracia, no la que entendemos nosotros sino la que dice la constitución, es aquella donde gobierna la mayoría. El diálogo y el consenso son parte de la convivencia política y no una forma de gobierno. No se es antidemocrático porque la mayoría decide.
    En definitiva, quizás es cierto que tenemos de arrastre una crisis recurrente y la tendencia de poner la “gobernabilidad” por sobre la institucionalidad. Pero me parece que no es una prevención sin fundamento, basta ver los 120 días de crisis provocada por un sector con rentabilidad y la poca responsabilidad política de la oposición al sumarse “a la vera de las rutas” cometiendo todo tipo de atropellos contra los bienes y las personas. Disculpa la forma de escribir pero no queria dejar de contestarte. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo15/7/08 0:36

    Es increíble, pero solo veo un discurso de significados espejados y tales reflejos carecen de significado!

    Será que la mirada K es literall a los ojos de nestor?

    Una mirada de díptero carente de asidero, que cunando dice que está, en realidad está huyendo y cuando simula salir de escena es porque está al acecho?

    Esa es la probable conficuraciçon del discurso kirchenrista, la apariencia invertida de lo que significaría del mimo discurso sin cinismo.

    Como entender por tales palabras otra cosa que no sea un discurso meramente publicitario de la supuesta obra pública que dice realizar.

    No hay proyecto, entonces, solo uma pantomima institucional.

    ResponderEliminar
  8. por lo de "discurso de significados espejados" deduzco sin temor a equivocarme que sos de la coalición cívica. Ojo con las derivas derrideanas, si careces de la lucidez del viejo terminas como terminaron ustedes: con barrionuevo, rodriguez saa, robledo puch, cecilia pando y la sociedad rural al lado.
    Ponganle un poco de jauretche a sus lecturas u oídas, o al menos un Balbín o un Caputo. No hay peor cosa que la tilinguería continental para hablar de los problemas nacionales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo15/7/08 6:11

    deduce Ud.muy rápido, querido Hermessss.
    No soy devoto ni de Carrió- a la que considero tan mesiánica como K y potencialmente inviable para gobernar, ni soy devoto de ningún peronista disidente- traidor en los códigos del "movimiento" ya que descreo del peronismo- ni soy pro campo ni tengo interés alguno en la actividad agropecuaria, ni soy pro- proceso- que padecí en mi primer juventud y a cuyos protagonistas odio con toda mi alma-
    Es curioso como para un ciudadano sin partido, huérfano de referentes políticos externos y guiado por su propia conciencia cuesta verlo fuera de todas las veloces y automáticas clasificaciones o lógica de simpatías con personajes y entidades adversas al kirchnerismo.
    Pareciera como si no se pudiera pensar fuera de ese sistema básico de referencias, fuera del modo binario, tanto con usted hermesss, como con mis conocidos que simpatzan con la gestión nacional y popular.
    La regla de tres "a fulano de gusta el dulce de leche, a cecilia pando le gusta el dulce de leche, por lo tanto fulano simpatiza con cecilia pando" es la insistente lógica de este blog y de la gente K en general. Es difícil encontrar en las filas K gente se supere esa dialéctica elemental. Por eso se vuelve difícil un diálogo abierto y sincero, que exceda el formato acusatorio.
    Habrá otra manera de dialogar con un devoto de la gestión K?

    ResponderEliminar
  10. Es imposible dialogar con francotiradores anónimos. Tu larga parrafada que declama independencia se abre en cada frase a una toma de posición inequívoca. Ultima vez que te posteo y te contesto. Te trate con respeto y vos me estas gastando.
    Adios.

    ResponderEliminar