Pasó en 20 días

Pasaron apenas unos pocos días del voto “no positivo” y sin embargo parece que hubiera pasado mucho tiempo. Mientras Cobos siguió paseando su indignidad por su provincia natal, con el único proyecto de convertirse en ñoqui del Senado, nuestro Gobierno ha impulsado iniciativas y tomado decisiones que van perfilando el futuro inmediato y los debates que se avecinan.
Vale entonces hacer una breve reseña de lo sucedido en los últimos 20 días: Comenzó la transición para la reestatización de Aerolíneas Argentinas . Se anunció el aumento del superavit fiscal de junio y julio respecto al 2007. Se designó al nuevo Secretario de Agricultura, Carlos Cheppi. Se designó al nuevo Jefe de Gabinete Sergio Massa. Se aprobó el nuevo salario mínimo de 1240 pesos para todos los trabajadores privados y de la administración pública. Se envió al Congreso el proyecto de movilidad de jubilaciones reconociendo el derecho establecido por el art. 14 de la CN. Se comenzó a gravar la renta financiera, mediante la extensión de ganancias del 35 % a los emisores de fideicomisos. Se realizó una conferencia de prensa en Olivos con medios privados y extranjeros. La presidenta se reunió con Lula que llegó al país con 264 empresarios para impulsar negocios e inversiones entre nuestros países. Se realizó una Cumbre entre los presidentes de Brasil, Argentina y Venezuela. Se nombró a Tristán Bauer, como titular del Sistema Nacional de Medios Públicos, se nombró al socialista Oscar Gonzalez como secretario Parlamentario de la Jefatura de Gabinete. Se recibió a las patronales rurales para trabajar en los acuerdos del Bicentenario. Se inauguraron escuelas y gasoductos en la región de Cuyo. Se instrumentron convenios y planes sociales en las provincias.
Pero especialmente en el tema de Derechos Humanos hubo nuevos avances como resultado de la política de derechos humanos que impulsa el gobierno desde el 2003: Menendez y otros siete represores fueron condenados en Córdoba. El comisario Almirón de la Triple AAA fue a la cárcel común, y empezó el juicio a Bussi, asesino de Vargas Aignasse y de militantes políticos y sociales.

Mientras tanto, Macri anuncia que echó a un funcionario por supuestas coimas. El ARI se encuentra abocado al estudio del proyecto de aerolineas para encontrarle la vuelta para oponerse pero sin quedar mal y sin ofrecer ninguna propuesta alternativa. El partido radical se va diluyendo en la impotencia que los caracteriza y Lozano, el SI y Pino Solanas, todavía están dando explicaciones sobre porqué votaron con la derecha.

Pero aún esperamos con ansias el nuevo proyecto de medios de comunicación, que ya se encuentra en debate y sobre el que seguramente se concentrará la oposición gorila y mediatica



1 comentario:

  1. Humberto Vera10/8/08 9:15

    Compañeros; amigos; transversales; progresismo; concertadores; conciudadanos que en general nos quemamos las pestañas exprimiendo los diarios, tratando de entender de entre la maraña de información y de ausencia de información, hacia donde debemos apuntar nuestras esperanzas, creo que ha quedado claro que la Presidenta ha definido la situación y el rumbo:
    Hay dos modelos en pugna. El agroexportador, rentístico – financiero, y el modelo de desarrollo industrial, agroalimentario, productor de tecnología y conocimientos, generador de progreso, trabajo e inclusión.
    Ha manifestado que la gente la ha votado para llevar adelante este último, y que esto es lo que hará.
    De todo lo dicho en la conferencia de prensa eso es lo más sustancial y lo demás son modos y maneras.
    Después de la mala noche del Senado, se han tomado decisiones trascendentes que abonan lo dicho en la conferencia de prensa:

    1. Se ha resuelto gravar los fideicomisos y ya está vigente la resolución.
    2. Se ha resuelto cobrar la evasión por las declaraciones juradas falsas, a los exportadores de granos, y ya están las acciones en marcha.
    3. La ONCCA respondió con claridad y firmeza las denuncias de Miguens sobre la elusión de los sojeros.
    4. Se sigue elaborando el proyecto de ley de Radio Difusión comprometiendo y comprometiéndose el gobierno convocando a la participación de todos los sectores involucrados.
    5. Se ha expresado más que claramente la condena moral a Cobos Iscariote y similares, limitando las relaciones a las puramente institucionales.
    6. Se ha rescatado la verdadera concertación, consistente en unir los esfuerzos de los que desde distintas visiones miramos para el mismo lado.
    7. Se ha enviado al Congreso de la Nación para su debate, el proyecto de rescate de Aerolíneas Argentinas y se ha accionado judicialmente en España por estafa, contra el grupo Marsans.
    8. Se ha enviado también al congreso el proyecto de movilidad jubilatoria.
    9. Se ha reafirmado en discurso y en hechos concretos la necesariedad de la integración latinoamericana con las visitas trascendentales de Lula y Chávez en el día de la fecha.
    10. Se ha manifestado conciencia y preocupación por la 4º flota yanqui en el atlántico sur

    También, y esto es muy importante, han quedado expuestos los jugadores de cada bando y hoy sabemos quien juega de cada lado. Hay que valorar esto en su enorme magnitud.
    Por lo tanto, las cosas están más que claras y sencillamente hay que ponerse a trabajar
    Están bien definidas las consignas y debemos dedicar los esfuerzos a las implementaciones.
    Debemos ahora tratar de diferenciar lo principal de lo secundario y sin dejar de aportar y criticar lo que nos parezca equivocado o poco explicitado, tenemos que poner las mayores energías en la construcción de este proyecto que ya tiene bases muy sólidas en la sociedad argentina, y que a pesar del traspié del senado, se han profundizado aún mas, desde el inicio del conflicto sojero.
    Personalmente desde hace ya mucho tiempo tengo la profunda convicción de que los medios de difusión masivos constituyen una de las mayores dificultades que tienen y han tenido los procesos democráticos para implementar cambios en el modelo productivo no solo en nuestro país, sino en general en los países subdesarrollados y han sido la principal herramienta desestabilizadora de las embajadas norteamericanas en Latinoamérica desde el final de la segunda guerra.
    Por conveniencia meramente económica o por ideología, la prensa en la Argentina ha sido siempre participante activa y decisiva en la formación de los “climas destituyentes” que precedieron a los “hechos destituyentes” normalmente militares, en nuestro país. Y encubridora después, de sus brutales efectos.
    Desde el rol jugado por el diario “La Prensa” en la revolución fusiladora del 55, hasta el jugado ahora en la consolidación del frente oligárquico contra el desarrollo de este modelo industrialista, impulsado por el gobierno nacional, pasando por instalación “destituyente” de las acusaciones de comunista a Frondizi, de lento a Illia, de inútil a Isabel, de idiota y aburrido a De la Rúa, la prensa y los grandes medios en general fueron los creadores y potentes insertadores de estas imágenes que quedaron tan instaladas en el imaginario colectivo, que hoy los mas veteranos las recordamos con total claridad. Como curiosidad agrego, que esta misma prensa no nos ha dejado apodos o calificativos denostadores de los brutales asesinos y tiranos que promovidos por su predica, reemplazaron a los gobernantes constitucionales.
    Son los medios los que trabajando masiva y persistentemente sobre nuestra clase media, la han convencido de tal manera que la han hecho obrar muchísimas y llamativas veces en contra de sus propios intereses.
    La hicieron alentar y aplaudir la caída de Perón que fue su periodo histórico de mayor participación en la renta nacional; aplaudir y alentar la caída de Illia, clarísimo representante de ese sector social, que además fue quien lo votó, en manos de los laboratorios extranjeros y las petroleras multinacionales. De Frondizi, que quería industrializar con su propuesta desarrollista. Que aplaudiera la caída de Isabel, prólogo de la mas terrible matanza de ciudadanos muchísimos de ellos de clase media, y comienzo de su mas ruinosa debacle económica, logrando además la plaza de Galtieri, una de las plazas mas inexplicables de la historia (claro, si no vemos el papel de los medios).
    También la prensa de Neustadt y Grondona logró la segunda elección del innombrable.
    Después la prensa logró el apoyo masivo de la clase media a algunos inventos mediáticos como la Alianza y la Sra. Meijide, así como a Blumberg y como hasta hace poco a la Carrió.
    En estos últimos 120 días lograron muchas avances, principalmente en la clase media de los grandes conglomerados urbanos a quienes ya desde hace un año venían instalando la idea fuerza de la “soberbia y fatuidad de Cristina”, como el autoritarismo de la “pareja gobernante “etc.
    Estimularon y armaron cacerolazos en dos horas, crearon la idea de un gobierno represivo, llenaron la plaza del zoológico en un rato, cuando vieron que los organizadores la suspendían.
    Creo que realmente fueron los grandes constructores de la derrota en el Senado (no estoy tratando aquí de esconder los errores del gobierno en este proceso), y de la generación de la idea de unidad de la oposición, que seguramente intentarán consolidar en caso de que se diera algún conato de posibilidad en ese sentido, cosa que aparece como dificil
    Por más Deangelis, Reutemans, Cobos, Schiarettis, Solás, De la Sotas etc. etc. etcs……… que inventen.
    Pienso por otro lado, que el campo popular mal que mal se ha defendido como ha podido, y que no lo hemos hecho del todo mal.
    Pero ha quedado claro es que si no le encontramos la vuelta a este asunto de los medios, estamos cocinados.
    Todo lo que el gobierno y los sectores populares hacen, queda oculto, es tergiversado o es presentado como negativo.
    Quienes tenemos al frente, disponen de estrategas y publicistas que homogenizan el discurso de todos los sectores opositores editando solo las coincidencias en contra del gobierno, generando la imagen de unidad, pacifismo y urbanidad de la oposición.
    Están trabajando mancomunados y en estado de campaña desde ya hace casi un año, y profundizaron esa campaña ante la visualización de las posibilidades golpistas del conflicto sojero.
    Por lo tanto, creo que teniendo nosotros ahora las cosas mas claras, simplemente tenemos que poner más dedicación y militancia en lo que cada uno viene haciendo, pero a su vez brindar gran atención y esfuerzo a intentar resolver de alguna manera este grave problema de los medios de comunicación
    Si uno compara los pertrechos de un bando y de otro, la diferencia es tan abrumadora que no se puede explicar como no nos han volteado y aún estamos haciendo Conferencias de Prensa en la Casa Rosada y diciendo en ella lo que decimos.
    Creo que la explicación es que esta vez, es mas difícil convencer a la sociedad de que actúe es su contra, que se agreda a sí misma, porque están muy frescos los recuerdos de la devastación económica del neoliberalismo y porque la tardía justicia a los genocidas ha tenido la buena virtud de refrescar justo ahora los efectos humanos, económicos, políticos y sociales de esas políticas, que la gente identifica con los actuales opositores al gobierno por mas que la prensa invente y trate de esconder a los principales actores del tren fantasma, que viajan todos juntos.
    Pero seguirán en la embestida, redoblando los esfuerzos que han realizado, pues la nueva modalidad de los “golpes blandos” en América Latina tiene esta característica de persistencia y consiste en golpear despacio (sin fusiles) muchas veces, mucho tiempo, hasta que te caés y allí no te dejan levantar.
    Tenemos que agudizar el ingenio, pelearnos entre nosotros solo hasta ahí, dejar las diferencias y tratar de coordinar de alguna manera lo enorme cantidad de esfuerzos colectivos que se han generado en esta pelea en defensa de la democracia y la justa distribución de la renta.
    También queda claro que la principal responsabilidad en esta necesaria centralización, recae sobre la conducción de este proceso, y debe ser ésta quien convoque y unifique al campo popular, que esta dando un ejemplo histórico de unidad y de movilización.
    Mientras tanto, debemos esforzarnos por impulsar en cada lugar, en cada pueblo o ciudad, la actividad, la movilización y la unidad de todas las instancias organizativas, sociales, gremiales y políticas populares, tratando encontrar los medios, la manera de vencer, de perforar la barrera de inexistencia a la que los medios masivos de comunicación nos quieren someter mediante la realidad virtual que difunden.

    Humberto Vera

    Integrante del Peronismo Cordobés en el Proyecto Nacional

    ResponderEliminar