Cobos, el juguetón



Me acuerdo de un juego que soportaba cuando era chico. El salame de turno te decía “el aire es de todos” y te pasaba la mano delante de la cara sin tocarte. Un día me cansé y el juguetón recibió un sopapo.

Cobos está jugando ese juego con millones.

Hace unos días se reunió en el Senado con Macri, Francisco de Narváez y Ernesto Sanz, entre otros líderes opositores con el objeto de coordinar una estrategia contra el gobierno. A esta altura, decirle que ya el juego perdió la gracia resulta inútil. No se da por enterado.

Simplemente, le pedimos la renuncia.

Porque es un traidor. Quebrantando la lealtad debida al voto que lo eligió como vicepresidente y la fidelidad al programa de gobierno que votamos millones de argentinos.
Porque es un usurpador. Ocupando un cargo cuya legitimidad se funda en ser representante del Poder Ejecutivo en el Parlamento.
Porque es un conspirador. Actuando desde su voto “no positivo” como portavoz de parte de la oposición y erigiéndose como jefe político de alternativas opositoras al gobierno del que forma parte.
Porque es un oportunista. Gozando de total impunidad al no haber remedios institucionales ni políticos para su insólita conducta.
Porque es un cobarde, Comportándose como víctima cuando se le intima con hacerse cargo y responsable de sus decisiones.

Pero sigue jugando…

"Algunos funcionarios, parece, quieren coartar al Vicepresidente la libertad que tiene de dialogar, pensar y expresarse. Yo seguiré transitando el mismo camino emprendido, poniendo por delante el interés supremo de la Nación"

¿Cuál será el interés supremo de la Nación que dice representar? ¿El del proyecto que acompañamos con nuestro voto para que sea vicepresidente? ¿El que representa la oposición? ¿El que le dicta su familia? ¿Su conciencia?

Es curioso el derrotero del pensamiento de Cobos. Cuando decidió expresar su voluntad política de la manera en que lo hizo pudo haber encarnado una opción, construido algún tipo de legitimidad renunciando al gobierno del que ya no se sentía parte. Pero no, ya actúa por compulsión y se sostiene reproduciendo siempre que puede aquella noche del voto “no positivo”. Sin legitimidad, desde su carguito de vice, viendose a sí mismo como representante de nuestro interés supremo.
¿Quien puede confiar en este hombre?
¿Quién puede confiar en quienes confían en el ?

3 comentarios:

  1. Anónimo14/9/09 4:41

    Muy buena la pregunta final. ¿Quien puede creer en Cobos?

    Es una pregunta que abre nuevos interrogantes, algunos con respuesta probable, otros sin respuesta demasiado clara.

    ¿Quienes están impulsando a Cobos como candidato? ¿por que?

    ¿Por que "la gente" apoya a Cobos? ¿por que tiene imágen positiva tan alta en relación a otros políticos argentinos?

    Personalmente creo que ésto no sale gratis. O lo paga Cobos, o lo paga el país. ¿Por que? Bueno, porque un hombre que hace la suya, que se deshace de toda fuerza política (incluso reniega del radicalismo y le hace jugar el mismo juego idiota de que el aire es de todos), se junta con cualquiera y se agranda sintiéndose casi presidente.

    Parece no caer: Cobos es una creación de, por y para los grupos de poder (amén de la manito que les dio el kirchnerismo al inventarlo). Es un cheque en blanco, aparentemente manipulable. Cuándo Cobos, si llega, tenga el poder en sus manos, van a venir a pedirle su pedazo. Y el pedazo va a ser bastante grande. Ese día Cobos se da un porrazo o nos lo da a todos. Me da la sensación de que buscan un post menemismo II, de modo de argumentar que recibieron un país en llamas (que es lo que están pintando que pasa) para cometer atropellos como devaluar a lo pavote para favorecer a los grandes capitales, desregular las exportaciones y las importaciones, flexibilizar el mercado laboral, etc, etc.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Conozco el juego: "yo toco el aire, a Ud no lo toco". Qué gráfica la comparación!!! Buenísima. Y siiii... este Cobos se merece el sopapo con que culminó tu juego!
    Y nadie cree en Cobos. Fijate que el titular del radicalismo Gerardo Morales señaló aquí que "no me parece correcto que la estrategia de la oposición comience a definirse en el despacho de la vicepresidencia", en alusión al encuentro que mantuviera días atrás Julio Cobos con partidos de la oposición por el tema de la ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.
    Ya empezaron a darle sopapos!!!

    ResponderEliminar
  3. El equipo del blog INDECQUETRABAJA ha tomado tu comentario sobre Cobos. Nos pareció muy bueno y lo editamos con nombre y apellido (por supuesto)
    Venimos con una lucha muy intensa desde hace 3 años y somos la voz de 1500 tipos que quieren un país como el que se está logrando. Te felicitamos por tus comentarios y te invitamos a darte una vuelta por el nuestro.
    Un abrazo compañero

    ResponderEliminar