Los golpeadores mediáticos

Clarin y La Nación, con prisa y sin pausa, arremeten contra Cristina. Con la saña de quien presiente la adversidad van contra su persona. Aislada, debil, encerrada y en crisis de llanto, son las descripciones misóginas de quienes desean herir no solo al proyecto, sino a ella, La Mujer.

Desde sus complicidades con las dictaduras saben que disciplinar implica no solamente ir contra las ideas, sino contra el cuerpo y la sensibilidad, porque buscan el escarmiento ejemplificador. "Cristina se aisló en una suite e irradió extrema tensión" dice La Nación. "En medio de rumores, Cristina permanece en Olivos" y "Cristina se mantuvo encerrada y gobernadores ya le pasan facturas" agrega Clarin. Van der Kooy cierra con "Una crisis de llanto, de gestión y conducción" un broche de oro machista y gorila que pretende explicar que el retraso del discurso de Cristina fue por una "crisis de llanto" que intentaba disimular con "el grueso maquillaje que cubría sobre todo la zona de sus ojos" 
Moyano, el flamante aliado de Massa agrega. "Estamos contentos por la paliza que recibió Cristina, este relato ya está agotado". 

También esos medios, repasan la cuota diaria de denuncias de corrupción y notas de color de sus candidatos. Ahi nos cuentan que Carriò, estuvo por tribunales. "Hay que seguir trabajando" dice la legisladora que recorre ansiosamente los pasillos de tribunales y casi nada los pasillos del Congreso. Y con ella estaba Pino, aquel que dijo "Escuchar a la Presidenta anoche daba pena" Y pena da, que aquel de La hora de los hornos, la revolución justicialista y Sur, este ahí, de la mano de Carrió. 

1 comentario:

  1. SIEMPREK14/8/13 6:52

    es indignante la campaña en contra de este gobierno, que yo recuerde nunca vi algo igual,tan injusticia con un gobierno que dio tanto es para no bajar los brazos y luchar porque vienen por todo lo conseguido.

    ResponderEliminar