Diario compañero

Tiempo Argentino publicó hoy una crónica de Ramiro Barreiro sobre Tecnópolis. Dice “… descubrimos que Tecnópolis le devuelve al pueblo la cultura de la industria, una actividad económica que la historia política de nuestro país se encargó de ahogar, tal vez por ser la que integra al trabajador en la producción de la Nación, tal vez, porque la línea de producción genera identidad de clase.” Me mató la última frase. Buenísima

2 comentarios:

  1. ADN: Todo Negativo!

    ResponderEliminar
  2. Pedorrópolis para todos y todas!!

    ResponderEliminar